quimitube en twitterquimitube en facebookquimitube en googleplusquimitube en youtube

Quimicefa: el juego de química por excelencia

Escrito por Quimitube el 26 November


Mucho ha evolucionado el Quimicefa desde que los niños lo pedían en la carta de los Reyes Magos allá por la década de los 80 y se encontraban, entre otras cosas, con un bonito recipiente de cloruro amónico o azufre en polvo, y les sucedían experiencias “simpáticas” como esta. Hoy en día sus contenidos y los experimentos que se pueden hacer con ellos son mucho más inofensivos, sin duda, pero no deja de ser el juego de química por excelencia, el que a uno le viene a la mente cuando piensa en química y en juego infantil, o al menos a mí me ocurre. Es casi como una tradición en muchas familias, ese juego que se repite de padres a hijos. Y, de hecho, todavía ahora, en 2014, a mí me ha tocado ponerlo en la carta para un minipersona de mi familia; debe de estar otra vez de moda, o no ha dejado de estarlo, porque esa minipersona afirma que se lo piden muchos niños de su clase (Y el plus, ¿eh? El plus, que lleva muchas más cosas). Así que he aprovechado que lo miraba en la tienda para no equivocarme al escribir la carta y le he hecho algunas fotografías (nada que ver con que lo haya comprado ya, ¿eh? Eso es cosa de sus majestades ;-)).

Aquí tenéis la parte delantera y la parte trasera de la caja:

Parte delantera de la caja de Quimicefa Plus

Parte trasera caja quimicefa

Parte trasera de la caja de Quimicefa Plus

Y esta es una visión general del contenido interior. No lo he podido abrir porque claro, todavía no ha llegado la hora de los regalos y tiene que permanecer intacto (ya haremos una ampliación de esta entrada a partir del 6 de enero…).

El interior de la caja de Quimicefa

Contenidos completos del interior de la caja de Quimicefa

En concreto, los contenidos completos son los siguientes:

Contenidos del Quimicefa Plus

Listado de componentes

Como vemos en el listado, realmente este Quimicefa, a diferencia de aquel mítico de los 80 (que por cierto, retiraron del mercado tras varias “aventuras” bastante peligrosas) no contiene apenas reactivos, salvo los números 15, 16, 17 y 18, es decir, bicarbonato sódico, carbonato cálcico, sulfato de calcio y glicerol. Vamos a analizar estos cuatro reactivos para aquellos familiares que han aterrizado aquí preocupados por la seguridad del juego:

Bicarbonato sódico: este es un compuesto que probablemente cualquiera de nosotros conoce, aunque nuestros conocimientos químicos sean limitados. Su fórmula es NaHCO3 y lo podemos encontrar también en el supermercado, en preparados para disminuir la acidez estomacal, por lo que vemos que realmente no tiene peligrosidad, incluso se puede ingerir sin contratiempos. Tanto este como el carbonato cálcio se descompondrán en contacto con un ácido (como el vinagre) para formar burbujas de CO2 y mostrarnos una reacción química, como:

NaHCO3 + CH3COOH → NaCH3COO + H2O + CO2

Compuestos que tampoco tienen ningún peligro. El bicarbonato no es nada tóxico excepto ingerido en cantidades muy muy grandes y en estos experimentos únicamente se manipula; de hecho, observad que ni siquiera trae guantes en el material, porque realmente ningún compuesto es irritante.

Carbonato cálcico: este compuesto es el que forma la mayoría de suelos en las zonas calcáreas (como en Baleares, por ejemplo). Cualquier piedra que cojamos por el campo en estos casos contendrá una cantidad muy grande de carbonato cálcico, de fórmula CaCO3. Tampoco reviste ninguna peligrosidad.

Sulfato cálcico: el sulfato de calcio es un compuesto sólido de fórmula CaSO4, que se usa incluso como aditivo alimentario en productos como el tofu. Además, es el componentes mayoritario del yeso (hidratado, es decir, con moléculas de agua), mineral que, como sabemos, podemos tocar con nuestras manos y tener en nuestros hogares.

Glicerol: el glicerol, también llamado glicerina, es un polialcohol de tres átomos de carbono con la siguiente fórmula química:

Estructura química del glicerol o la glicerina

Estructura del glicerol

Es un producto muy habitual en la fabricación de jabones y productos de higiene personal (basta que miréis la etiqueta de cualquiera de ellos, seguro que lleva). Además está presente en todas las grasas, animales y vegetales, combinado con ácidos grasos de cadena larga para dar lugar a los triglicéridos. Además, es un producto seguro no solo en contacto con la piel, que no irrita, sino también lo es su ingestión (de hecho, lo llevan algunos jarabes).

Por tanto, en efecto, el producto no es nada peligroso tal y como indica en la caja. Si de algo peca, desde mi punto de vista, es de tener pocos reactivos y de requerir que para algunos de los más de 150 experimentos que promete realmente haya que utilizar material adicional que no viene incluido en el juego (imagino que algunos ácidos, por ejemplo, como el vinagre, el zumo de limón o el ácido clorhídrico); o al menos esto es lo que he leído de varios usuarios en las opiniones de Amazon. Pero, por lo demás, no se le puede negar el mérito de ser un juguete capaz de acercar el mundo de la química a los más pequeños y, quién sabe, tal vez crear algún futuro científico que profundice en las entrañas de esta ciencia tan bonita.

Q-Blog , ,

3 Comentarios

  1. […] Quimicefa: el juego de química por excelencia. […]

    Lo Mejor de la Semana (23-29 de noviembre) | Hablando de Ciencia | Artículos, 5 Años Antes Reply

  2. A mi casa llegó el año pasado por recomendación mía 🙂 parece que lo que no incluye y eso que te lo piden para todos los experimentos es el papel de filtro 😛

    ununcuadio, 5 Años Antes Reply

  3. Arrepentida de haberlo comprado…

    Marina, 2 Años Antes Reply


Escribe un comentario